Eluana, sólo una pregunta

El influyente cardenal Camillo Ruini, durante 16 años presidente de la Conferencia Episcopal Italiana -cargo al que renunció en 2007-, y casi dos décadas, desde julio de 1991 hasta junio de 2008, cumpliendo como Vicario General del Papa para la diócesis de Roma -la más importante de Italia-, declaró antes de que supiéramos de la muerte de Eluana Englaro que los médicos que retiran la alimentación a la joven “están cometiendo el asesinato de un ser humano”.

Me viene de súbito una pregunta para Ruini: ¿Si en 1992 Karol Wojtyla hubiera quedado postrado en una cama sumido en un coma profundo e irreversible le habrían mantenido con vida como a la pobre Eluana?

Descansa en paz.

afcalixto@gmail.com

Eluana Englaro cuando era Eluana Englaro

Eluana Englaro cuando era Eluana Englaro

Cardenal Camilo Ruini

Cardenal Camillo Ruini

Anuncios

3 Responses to “Eluana, sólo una pregunta”


  1. 1 Mickey 11 abril 2009 en 21:34

    Pues supongo que sí, aunque, lógicamente, estaría inhabilitado para ser Papa y habría sido sustituido por otro.
    En cualquier caso, no entiendo por qué precisamente en 1992 ya que si bien es cierto que la vida de Karol estuvo plagada de situaciones extremadamente delicadas desde el punto de vista de su salud, no lo es menos que precisamente en ese año, el 11 de Noviembre, sufre un accidente durante una audiencia, que se traduce en una caída que le causa, simplemente, la fractura del hombro.
    El día 13 de Mayo de 1981, Karol sufre un atentado en plena Plaza de San Pedro del Vaticano, se le acercó un joven de nacionalidad turca de 23 años, llamado Ali Agca y le disparó tres tiros a poca distancia, dañándole parte de aparato intestinal y poniendo su vida en grave riesgo. Lo trasladaron al hospital y fue operado de urgencia consiguiendo salvar la vida.
    El 21 de junio de 1981 es hospitalizado a causa de una pulmonía. A los pocos días se confirma que padece una infección por citomegalovirus. En agosto de ese mismo año es operado de nuevo y le suprimen el ano artificial instalado en el mes de junio.
    Al año siguiente, en julio de 1982 ingresa de nuevo en el hospital y es operado de nuevo, por un lado le extirpan un tumor, por otro lado le quitan 30 centímetros de tramo intestinal y también le extirpan la vesícula.
    1992, Fractura de hombro.
    El 29 de abril de 1994 se resbala y se rompe la cabeza del fémur de la pierna derecha. Tiene que ingresar de nuevo en el hospital, donde se le implanta una prótesis.
    El 8 de octubre de 1996 es de nuevo ingresado en un hospital, en esta ocasión tienen que extirparle el apéndice.
    Por otra parte, lo que nos depara el futuro es algo, por el momento, impredecible por lo que hablar de “irreversible” quizás sea algo arriesgado, ¿no te parece?

  2. 2 Mickey 12 abril 2009 en 20:13

    Después de enviarte el anterior comentario caí en la cuenta de que el año 1992 debía ser aquel en el que Eluana quedó en coma, no importa, la idea básica de mi razonamiento sigue siendo la misma.
    Mira Calixto, he tenido y, por suerte, sigo teniendo siete hijos, por el momento todos ellos en perfecto estado de salud y te aseguro que si a alguno de ellos le hubiera ocurrido lo que a Eluana ni su madre ni yo hubieramos pedido nunca que la desconectaran de la máquina que la mantenía con vida. Le habríamos dado tanto amor que, aunque los “científicos”, y posiblemente tú, no lo comprendan ni, por supuesto, estén de acuerdo, nosotros estamos seguros de que en lo más profundo de su ser reinaría la paz y la alegría.

    • 3 Calixto 13 abril 2009 en 00:16

      Gracias de nuevo por tus siempre interesantes y bienvenidos comentarios. En efecto, 1992 es el año en que Eluana Englaro quedó en coma. Es cierto que yo no sé, ¡cómo podría saberlo! si Eluana quería seguir llevando la “vida” que llevó durante sus últimos 17 años. En todo este tiempo no tuvo la más mínima posibilidad de comunicación, y antes de la tragedia ¿quién pensaba en estas cosas antes de la tragedia?
      Es emocionante leer el amor que vuestros siete hijos os inspiran. Sin duda todos ellos son afortunados. No obstante, tal vez haya alguno que no esté de acuerdo con la idea de gastar la única vida que de momento tiene en propiedad, envejeciendo al margen de la Historia, adelgazando sin fecha de retorno mientras Morfeo le arulla a su capricho. Ajeno. Tal vez.
      Un abrazo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: